Memorias de una Primavera

Por Fernando Torres

La República Checa y Eslovaquia conmemoran los cuarenta años de la invasión a sus territorios por tropas de la Unión Soviética.

Las ideas que inspiraron la plataforma política del reformista Mijail Gorbachov y que nacieron del deseo de un “socialismo con rostro más humano”, fueron interrumpidas por la ocupación soviética en 1968; el corto período en que alcanzaron a ser ejecutadas se recuerda hoy como una lejana pero vigente, “Primavera de Praga”.

Las naciones que hasta 1993 eran una sola, evocan la fecha del 20 de agosto como el fin del programa de reformas impulsado por Alexander Dubcek, quien levantó las restricciones a la libertad de prensa, de expresión y de movimiento, además de llevar la economía a una motivación cercana al capitalismo enfocándose en el consumo.

En plena Guerra Fría, que uno de los brazos de la Unión Soviética pretendiera capitalizar su economía e hiciera transformaciones a las restricciones políticas hegemónicas podía ser considerado como una traición, además de un peligroso ejemplo para las demás naciones pertenecientes al bloque comunista. La invasión a Checoslovaquia fue la respuesta del poder central, que no podía permitir una separación, ni mucho menos el consecuente efecto dominó.

El saldo de muertos y exiliados que dejó esta acción militar hace cuarenta años es comparable en términos políticos y de fondo con el conflicto actual en la región con intereses separatistas de Osetia del Sur y Abjasia. La tendencia que se puede identificar, no sólo en el flanco comunista, es la de evitar a toda costa que los territorios subalternos cambien de bandera, en una contienda que sigue cobrando vidas entre los que poco tienen que ver con el asunto.

La doctrina de ocupación fue impulsada por el entonces Primer Secretario General del Partido Comunista, Leonid Brezhnev, quien defendió sus actuaciones invasivas con las palabras: “Cuando las fuerzas que son hostiles al socialismo intentan desviar el desarrollo de un país socialista hacia el capitalismo, el asunto se convierte no sólo en un problema del país en cuestión, sino en un problema común y una preocupación para todos los países socialistas”. Medida con precedentes y parecida a la toma de Hungría en 1956 por parte del Ejército Rojo soviético.

La resistencia fue civil y no militar. Dubcek y otros miembros del gobierno checoslovaco fueron raptados y llevados a Moscú con la intención de que firmaran tratados y convenios que pusieran fin a las reformas que habían tratado de implementar en su Primavera.

Mientras tanto, en Praga los estudiantes y ciudadanos hacían protestas, la mayoría pacíficas, alrededor de las fuerzas invasoras, manifestando su apoyo al gobierno y repudiando la opresión del andamiaje comunista. Sin embargo esta rebelión fue efímera e inútil, pues la implementación del toque de queda por el ejército soviético sentenció a muerte a quienes decidían no acatarlo. Las barricadas fueron levantadas, las plazas desocupadas y Dubcek, en 1969, fue destituido del gobierno. El poderío del Pacto de Varsovia se había impuesto nuevamente sobre una nación con pretensiones reformistas.

Sólo hasta 1989, con la Revolución de Terciopelo y el fin del régimen comunista, Checoslovaquia conoció la liberación. Gran parte de las reformas entabladas por Gorbachov fueron inspiradas en el “socialismo con rostro más humano” de Alexander Dubcek y cuatro años después nacerían la República Checa y Eslovaquia de una escisión democrática, las mismas que rememoran hoy la fallida pero fructífera Primavera de Praga de los años sesenta.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Crónicas y reportajes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s